Érase una vez… una lámpara con forma de nube

Decoración de la habitación de nuestros niños

Cuando empezamos a decorar las habitaciones de nuestros más pequeños de la casa, en muchas ocasiones, nos olvidamos de un elemento muy importante, la lámpara. Este objeto, sirve para decorar y a la vez, para iluminar, pero... a los niños les encanta jugar, así que..., ¿por qué no ayudar a los más peques a tener dulces sueños mientras disfrutan de una lámpara de nube? para que sueñen despiertos al recrear una forma real o de fantasía.

Podemos con estos diseños infantiles animar a nuestro hijo a leer por la noche hasta que cierre los ojos, o incluso, inventar juegos basándonos en la lámpara, o ideas, para que se sientan más seguros.

Por ejemplo: por las noches tendrán una nube protectora que los ocultará de la visión de los malos que aparecen en sus pesadillas y por el día una nube que los protegerá de los rayos solares..., en definitiva, momentos que serán provechosos y para recordar de los que poder sacar partido a nuestra lámpara.

Iluminación de la habitación

Y a la vez, pensando en que nuestros pequeños utilizan mucho su habitación, para muchas actividades de su día a día y muy diferentes, por esta razón, la iluminación también debe ser un objetivo importante a tener en cuenta.

La lámpara en forma de nube utiliza luz LED, luz limpia y clara, muy aconsejable para las habitaciones de los niños, porque además de la buena iluminación emitida por esta nueva tecnología, incorpora la ventaja de que los peques no correrán el riesgo de quemarse por las bombillas, ya que estas no se calientan.

Además, ofrece la posibilidad de un control de intensidad lumínica con control remoto, es decir, contar con la posibilidad de adecuar la iluminación a golpe de mando.

Esto ayudará a descansar la visión de nuestro hijo cuando lo necesite, a establecer un ambiente estimulante o a facilitar a la relajación, posibilitando con ello, un buen desarrollo de nuestro hijo.

Altura de la lámpara

Añadir, que si tenemos techos bajos en nuestro hogar, nuestros hijos y nosotros mismos, estaremos protegidos de cualquier golpe, no tendremos el riesgo de chocar con la lámpara por ser un diseño casi plano.

Y... la moraleja de la lámpara nube es:

  • Luz nítida y brillante, con encendido inmediato evitando parpadeos.
  • Intensidad regulable.
  • Respetuosa con el medioambiente.
  • Sostenible, ahorro energético + ahorro en la factura de la luz.
  • Amplia vida útil de las bombillas (soporte de golpes, vibraciones, polvo y agua).
  • Casi nula emisión de calor.
  • Baja contaminación lumínica en exteriores.
  • Fácil instalación.